lunes, 18 de septiembre de 2017

Menos presupuesto para cultura, solidaridad de creadores e ICOMOS México.



1.Imagínese usted, querido lector, la siguiente escena: en el centro del cuadrilátero una musculosa, aceitada y bien nutrida luchadora llamada “SHCP”, en la contraesquina  una noqueada atleta llamada “Cultura”, a la que una vez más, ni el añejo entrenamiento en resistencia le sirvió para ganar la pelea.

Sirva la metáfora para presentar un escenario que se aclarará en diciembre, cuando se anuncie si pasó como tal el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, pues hace unos días se anunció una posible disminución de 9.3 % con respecto al ejercicio del presente año, que fue de 12 mil 914 mdp.

A esta tendencia decreciente del presupuesto hay que añadirle la pérdida desde hace un par de años, del llamado subsidio piso que le daba 34 mdp anuales a cada estado de la República, lo cual habla del poco interés del gobierno peñanietista en el fortalecimiento de la llamada Economía Cultural.

No hace falta ser doctorados en planeación financiera para entender que de este modo la recién nacida Secretaría de Cultura tendrá que hacer malabares con su esmirriado presupuesto. Según cifras oficiales, el sexenio comenzó con 20 mil 292 mdp y si para el 2018 ofrece cerca de 111 mil mdp, la dependencia tendrá que inventarse una  “reingeniería” financiera que incluya ¡sólo 6 mdp! (sí, leyó bien), para el fomento a la lectura.

Consulte en la web los rubros a los que se destinan los dineros y verá que a quienes nos gusta pensar en el sector, definitivamente nos tocará cantar en lo que resta del sexenio aquella de perritos que decía: “De los 10 que yo tenía, de los 10 que yo tenía, nada más me quedan 1,1,1,1,1…” .

Qué desgracia que en un país tan rico en creatividad y patrimonio cultural como el nuestro, nos toquen políticos que sigan pensando que la cultura no es rentable, que no es inversión productiva y sigan dejando las migajas de un presupuesto que mejor destinan a obras como las del “socavón”.

2.Como los artistas están acostumbrados a la organización gremial desde tiempos inmemoriales y desde los sismos del 85 todos aprendimos a reconstruirnos en gran medida con base en la voluntad ciudadana, ya se están organizando eventos, colectas, subastas y actividades de apoyo a nuestros hermanos que sufrieron los embates de la Naturaleza en el Istmo de Tehuantepec.

En Cuernavaca este viernes 22, desde las 10 de la mañana, en Casa Tikal (Comonfort 13 bis, centro) se estarán vendiendo obras gráficas de varios artistas a precios muy accesibles. Los solidarios son Miguel Ángel Madrigal, Diana Tamez, Precaución Pineda, Lalo Lugo y Ana Rojas, además de Cisco Jiménez, quien organiza y ofrecerá 50 linograbados con la leyenda “Juchitán” en mil pesos. El donativo irá a parar a Pro Oaxaca, Fundación del Maestro Francisco Toledo, quien ya sabemos se ha distinguido por ser sumamente solidario con sus paisanos.

3.ICOMOS México (Comité Nacional del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Históricos) es un organismo de la UNESCO que se dedica, sin fines de lucro, a la conservación del patrimonio cultural de la humanidad y duele ver que está pasando por el peor momento de su historia reciente, me refiero al capítulo 2010-17. El Gobierno de la CDMX, a través de su Oficialía Mayor le quitó amañadamente al organismo el inmueble que ocupaba en la calle de Monterrey, en la Colonia Roma Sur, obedeciendo a intereses particulares y pasando por alto que existe una Ley de Cultura y Derechos Culturales que obliga a los gobiernos del país a facilitar el acceso a la cultura a los ciudadanos.

Lo bueno es que su valiente directora, la Dra. Graciela Mota aclara mediante correo dirigido a cientos de interesados, que tiene plan de trabajo para continuar con la noble vocación que la ha distinguido como experta en el ramo. Sin sede por el momento, ICOMOS MÉXICO queda a disposición del público en su página web www.icomos.mx su correo icomosmexicano@gmail.com y en FB.

4.Aprovecho el breve espacio que me queda de esta columna pensada cada semana en función de la vida cultural del estado, para dar las gracias a quienes se han tomado la molestia de mostrarme su apoyo incondicional por el cambio de nombre con el que firmo los textos de mi autoría. Duele dejar de ser quien se ha sido, pero me consuela saber que vendrá el tiempo de sanar. FIN


Por: María Helena González López



lunes, 11 de septiembre de 2017

Violencia, naturaleza, cultura...



1.¿Qué habrán vivido en su infancia quiénes asesinaron al empresario morelense Félix Rafael Arámuburu Hernández? ¿En qué mundo se formaron? ¿Quiénes y cómo los educaron?

Escribo sumamente entristecida por el derrumbe de un montón de cosas, entre ellas el nulo respeto a la vida del prójimo. A la familia del empresario asesinado enviamos un abrazo solidario, pues le tocará aprender a vivir con el dolor de una trágica pérdida ocurrida en un mundo, en el que imperan la cultura de la violencia, el abuso del poder y la adoración del dinero fácil. Un mundo globalizado y democrático, en el que a pesar de todos los esfuerzos, no se ha logrado una educación en valores.

Hoy domingo no han dejado de circular en redes sociales las opiniones con respecto a este lamentable suceso. Lo que yo me pregunto es si la indignación manifiesta abonará la consciencia de que nos urge una reingeniería de los valores con los que educamos, o pasará a ser un capítulo más de la triste memoria colectiva de los morelenses.

2.El desastre ocurrido en Juchitán por obra y “gracia” de la Naturaleza unirá a los  connacionales una vez más. Para esto sirven los terremotos desde el 85. Oaxaca y Chiapas son dos de los estados de la República Mexicana que generan más turismo cultural y si bien a los juchitecos les tocará la penosa tarea de levantarse de los escombros, es a los mexicanos en nuestro conjunto a quienes nos toca trabajar en comunidad en pro de la conservación del patrimonio material que nace de una cultura ancestral. Apoyemos a los Istmeños.

3.Paso al lector interesado en la confección de textos la siguiente información:
Se echa a andar el “Primer Concurso de Artículo Sobre Economía Cultural en  México”. Con ello se pretende fomentar la reflexión sobre un importantísimo capítulo de la cultura, aquél que tiene que ver con su impacto en la economía nacional.

En este rubro del pensamiento (muy poco fortalecido en la Ley de Cultura y Derechos Culturales recién aprobada) se toman en cuenta cuánto aportan al PIB quienes integran las empresas creativas y culturales, me refiero a los diseñadores, los artesanos, los artistas, los escritores, los editores, los promotores culturales, etc., es decir, quienes integran la llamada economía naranja.

Ojo académicos y periodistas, porque en México no nos podemos quedar a la zaga en esta reflexión que incide en el bienestar social y el enriquecimiento de nuestro espíritu.
El concurso se cierra el 6 de octubre y el veredicto se dará a conocer un mes después. Las bases y detalles en http://economíacultural.xoc.uam.mx

4.Asimismo comparto que la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro, a través de su Grupo Colegiado Planeación, Creación y Gestión Interdisciplinaria en el Arte y la Cultura, en Coordinación con la Secretaría de Cultura Federal, la Secretaría de Cultura del estado de Querétaro y el Centro Educativo y Cultural “Manuel Gómez Morín” convocan al Séptimo Congreso Internacional de Artes y Humanidades que se llevará a cabo los días 4, 5 y 6 de octubre en este último lugar.

La convocatoria está dirigida a investigadores, gestores, creadores y docentes para que desde sus áreas de expertisse den testimonio de sus exitosas prácticas y casos de estudio. La información en: http://artesyhumanidades.mx/2017/

5.Doblo la hoja de un libro que me entretiene desde hace días. El mismo aborda la monstruosidad en el arte. Paro de leer porque de repente pienso no en la mitología griega, los infiernos del catolicismo o los monstruos modernos de la “cultura Disney”, sino en los monstruos que nos rodean, esos que carecen de ética y de escrúpulos, esos que con su terrible actuar nos inoculan un miedo que aprendemos a vencer día a día. Enfrentar al esperpento con fortaleza y en comunidad es mi tarea. Y la suya también, querido lector. Con suerte, eso acaba con él. FIN


Por: María Helena González López

lunes, 4 de septiembre de 2017

Sobre el Horizonte de Morelos

Para Edgar Assad, con mucho cariño.

1.
Cuernavaca es como un herbario, dicen el fotógrafo Adalberto Ríos Szalay y el biólogo Óscar Dorado, cuando platican sobre la tierra que nos acoge. Para ambos la capital morelense aparece descrita como un centro generador de vida en las crónicas de Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo y lo mismo han de haber pensado quienes trajeron la palma real, que recién bajadita del Galeón de Manila, decidió aclimatarse en el Jardín Borda. 

A Bernardo Baitelman, Cuernavaca le gustó para fundar el Jardín Etnobotánico y como además de plantas aquí se cultiva el espíritu, a muchos otros se les ocurrió  cosechar jugosos frutos intelectuales: a Malcolm Lowry “Bajo el volcán”, a Guillermo Bonfill “México profundo” y a Don Alfonso Reyes “Homero en Cuernavaca”.

 Si a lo anterior añadimos la efervescencia que se genera en las tardes de terraza con gente como Edgar Assad, los Iturriaga, Alejandra Atala, Salvador Riestra y Jesús Zavaleta, (entre muchos otros) obtendremos una pintoresca escena que a veces termina en cátedra. Ayer por ejemplo, en casa de mi amiga Susana Campos el docto investigador habanero Alejandro González Acosta nos dejó con la boca abierta cuando platicó sobre el origen tlaxcalteca de la escuela de pintura cuzqueña, la poesía de Góngora y Doña Sor Juana, la de la sabia respuesta a Sor Filotea de la Cruz.

3.
Pero no crean que en estas reuniones todo son alegres brotes de intelectualidad. La gente viene a Cuernavaca a sembrar ideas y algunas de ellas giran alrededor del desánimo que vivimos por el fin de las utopías, la desconfianza que genera el sistema político que nos gobierna y la nostalgia sobre un pasado que creemos siempre fue mejor. 

En eso pensamos quienes preparamos la muestra colectiva de arte titulada “Sobre el Horizonte de Morelos” (Durango, 7 de septiembre-7 de diciembre): Cuernavaca no es pura bugambilia, Cuernavaca bien puede ofrecerle al mundo ya su una escuela morelense de pintura que incluye complejas cosmovisiones que se complementan entre sí.

La exposición será inaugurada por el Presidente Municipal de Durango, Dr. José Ramón Enríquez y el pianista de talla internacional Claudio Herrera, Director del Instituto de Cultura de la localidad. En la misma se verán trabajos de Claudia Miranda (impresión digital de un bosque que vibra, porque repite detalles de la composición); Larissa Escobedo (representaciones de lo indómito por medio de la figuración de perros de la calle); Isaí Pineda (paisaje multidimensional); Tomás Casademunt (volcán impreso en canvas); Nelva Basáñez (volcán pintado en acrílico que da pie a la invitación); Don Feliciano Mejía (quien decía que veía atrapados a los animales que “sacaba” de los troncos encontrados); Ángel Nova (florero papaluco que es amasijo humano); Flor Molina (figura de barro que es hombre pez); Cisco Jiménez (plato con cara de Coatlicue); Gerardo Camargo (representación simbólica del hacinamiento que se vive en las barrancas de la ciudad); Gabriel Garcilazo (un pollo pelón de mercado que le grita al universo) y Paola Esquivel (cerámica que chorrea pintura rojo sangre).

4.
Uno de los artistas que llevamos a la muestra duranguense es Isaí Pineda, de quien se vio hasta el día de hoy una exposición individual en dos de las salas del Museo de la Ciudad de Cuernavaca (MUCIC). El joven llegó no hace mucho de Oaxaca pensando que se iba a dedicar al grabado, pero de repente se encontró con que más allá de la influencia de sus coterráneos (Rodolfo Morales señaladamente), buscaba su lugar en el mundo mediante la representación de cajas habitables, a las que les creó salidas a la nada y planos superpuestos, proponiéndolos desde diversas perspectivas. 

En algún momento decidió sembrarles varitas esperando verlas germinar y estas rayitas terminaron siendo espinas, clavos, palitos y vellosidades, lo cual le da un aire de sensualidad y erotismo sui generis a su obra, sobre todo si tomamos en cuenta que también pone a flotar unas bocas que al mismo tiempo son vaginas.

Lo que hace Isaí impacta por lo pictórico que se percibe ligero y transparente, cualidades que contrastan con los dibujos que superpone y le vienen de las fantasías propias de los oaxaqueños, pero lo que hay que destacar es que Pineda siempre ofrece lecturas sobre un caos que se organiza. Por ello podemos decir que coincide en su planteamiento sobre la vida en Cuernavaca con los postulados del colectivo Ruina Tropical, cosa que se deja ver en la pieza titulada “El Ave es el único animal que no destruye cuando construye”. 

Su técnica tiene que ver con la gráfica y su estilo es abigarrado; dando por resultado una figuración fantástica que ya es estilo propio. FIN


Por: María Helena Noval

lunes, 28 de agosto de 2017

Libro sobre Cisco Jiménez, exposición de Lizette Arditti y Don Jesús Pérez Uruñuela.

1.Lizette Arditti vive en Tepoztlán y por el entorno que le es dado contemplar desde hace muchos años en ese majestuoso lugar, se ha dado a la tarea de pintar exquisitos paisajes que podremos ver en la Galería del Colegio Cristóbal Colón de Cuernavaca (Ave. Morelos 345, Centro) desde este viernes 1 de septiembre, a partir de las 6 de la tarde. La muestra se inaugurará con un concierto del Coro de Santiago, dirigido por el Maestro Marco Antonio Castro, que se oirá como si cantaran los mismísimos ángeles, por lo que queda usted invitado, querido lector, a pasársela muy bien esa tarde.

Durante la selección de obra el Maestro Edgar Assad (curador), la maestra Arditti y una servidora platicamos sobre las influencias del pintor franco-chino Zao Wou-Ki, del romántico alemán Caspar David Friederich y del zacatecano Manuel Felguérez en su pintura, pero sobre todo le comparto que Assad y yo salimos de su taller quitándonos el sombrero por el compromiso que ella tiene consigo misma vía su vocación artística.

Créame que la maestra es de las meras buenas pintoras del estado (también es psicoanalista) y que yo agradezco profundamente que me vaya a permitir dar visitas guiadas por la galería de “La Colón”, porque quiero mostrarle al público cómo transita entre la mímesis o copia realista del paisaje, la interpretación del mismo y la rica abstracción de manera natural.

Arditti está convencida de que el arte sirve para mover fibras emocionales y trabaja a partir de una observación que va de afuera hacia adentro, sin dejar de lado lo que el propio material le dicta hacer, por lo que podemos decir que también es una maestra de la arte-terapia, capítulo poco explorado del mundo espiritual sobre el cual hay mucho que decir. 
2.Ese mismo día, pero a las 7 de la noche se presentará en el Museo de la Ciudad (MUCIC) un libro sobre la obra del reconocido artista morelense Cisco Jiménez. En la misma participaremos el ex profesor del Centro Morelense de las Artes Gustavo Pérez Monzón, la crítica de arte Blanca González Rosas (revista Proceso), el Director del Instituto de Cultura de Cuernavaca Lic. Hugo Juárez y una servidora.

Valga adelantarles que el libro, publicado por Porrúa, el Ayuntamiento de la Ciudad de Cuernavaca, su Instituto de Cultura y la Asociación Colección de Plásticos y Plasticidades se armó a partir de una recopilación de breves textos de John Spencer, Carla Stellweg, Massimo Audiello, Jimmie Durham, Blanca González y Amaury Colmenares con el objetivo de acompañar el voluminoso despliegue visual del mismo, lo cual se agradece mucho, porque presenta clara y objetivamente los alcances, a través del tiempo, de la obra de un propositivo creador posmoderno.

¿De qué hablan los que allí escriben? De las relaciones entre el arte popular, la pintura y el arte objeto; de una pintura que dejó de hacerse sobre soporte tradicional y de una particular estética transgresora (por obscena) que se ha venido dando en un México que vive una violencia inaudita.

Cabe recordar que después de haberse visto una retrospectiva suya en el Borda hace más de un año, Cisco expuso sus radiograbadoras en el MUCIC y que algunos de esos aparatos recreados en barro fueron el resultado de la colaboración con las artesanas María Meralda y Carmen Camilo Ayala de San Agustín Oapan, Guerrero. 

Entre otras cosas diré ese día que Cisco Jiménez no es el Basquiat mexicano como se ha venido diciendo y que si aquellos huaráches y tacones suyos de etapas anteriores me sorprendieron por su economía de elementos, hoy su barroquismo y su trabajo conceptual me deja aún más con la boca abierta. 

Por favor ese día no se olvide de saludar a doña Griselda Hurtado, su mujer, que es como la Olga de Rufino Tamayo, o la Bertha de José Luis Cuevas, incansables promotoras del arte de sus parejas y en el caso de la Hurtado de otros en la entidad.
3.La semana pasada falleció Don Jesús Pérez Uruñuela y digo DON con todo el acento en la palabra que implica un noble origen, porque el conferencista se dedicó a rescatar el olvidado trabajo del artista de origen valenciano Salvador Tarazona, quien pintara 43 cuadros sobre la historia del estado que terminaron embodegados por el ayuntamiento local, después de haberse resguardado durante largo tiempo en el Palacio de Cortés y haberse expuesto dos de ellos mucho tiempo en el Jardín Borda. 

Don Jesús fue fundador del Consejo de la Crónica de Cuernavaca y del Seminario de Cultura Mexicana capítulo Morelos que dirige nuestra amiga Lya Gutiérrez Quintanilla, quien nos cuenta que se le hará un homenaje en el MUCIC.  Después de haberse retirado como funcionario público Chuchito se dedicó, por puro amor al arte, a la investigación y la difusión de la historia de la entidad incluida la gesta de Emiliano Zapata. Su carisma y amabilidad nos harán recordarlo siempre como un inigualable actor de la vida cultural de la entidad. Descanse en paz. FIN


Por: María Helena Noval

lunes, 21 de agosto de 2017

Cuernavaca en Nueva York

1.Hace unos días me monté en un tempranero avión que me llevó hasta Nueva York en busca de la rica oferta de los museos súper patrocinados del país vecino y con lo que me encontré (entre otras cosas) fue con una Cuernavaca que vive nutrida vida en Manhattan. Hoy les comparto esta emotiva reflexión porque considero necesario insistir en que más allá de sus problemas, las ciudades y los países son su historia, su arte y su gente productiva.

MÉXICO VIVE en varias obras de la colección permanente del MOMA (Museo de Arte Moderno), siendo dos de sus artistas referencia obligada en nuestro estado. El primero de ellos es David Alfaro Siqueiros, en cuyo taller experimental fundado en NY, en 1936, se elaboró “Suicidio Colectivo” (laca sobre madera), una revolucionaria pieza que si bien no alude directamente a la historia local -incluye escenas de la Conquista Española y la rebelión Chichimeca en dos fragmentos-, sí forma parte de la experimentación estética con pinceles de aire, lacas automotivas y técnicas expresionistas que el maestro continuó desarrollando luego en La Tallera, cuando se vino a vivir a Cuernavaca. Se trata de una pieza inolvidable y sumamente apreciada por los especialistas, entre ellos la Dra. Irene Herner, quien desde Tepoztlán le dedicó un capítulo completo de su libro “Siqueiros. Del Paraíso a la Utopía” de obligada consulta.

2.Nuestro estado aparece como referencia en la copia al fresco que elaborara Diego Rivera, de un fragmento del mural que pintó para el Palacio de Cortés en 1929 (hoy Museo Cuauhnáhuac), para la visitadísima exposición que tuvo en el MOMA en 1931. En la pieza aparece Emiliano Zapata pisando la espada de un conquistador español (que según su nieto Juan Rafael Coronel Rivera, también representa al abusivo hacendado que ocasionó la Revolución Mexicana), al lado de un caballo blanco pintado al estilo del renacentista Paolo Uccello.  

Vestido de manta, Zapata personifica al campesino dignificado por la acción, en medio del exuberante follaje local, dando pie a una idealización de la historia y del entorno que bien pudo influir en la decisión que tomaron muchos extranjeros de venirse a vivir a esta ciudad. 

Recordemos que por esos enamoramientos echaron raíces aquí muchos forasteros -como diría el especialista Pepe Iturriaga-, entre ellos William Spratling, Robert Brady, Bob Krauze, Christianne Grautoff, Eric Goddal, Gastón Gerassi, Eric Fromm, Rick y Noemí Ruben, Gloria Lasso, Evelyn Lambert y por supuesto Andrea Valeria, simpática astrologista que siempre me deja con la boca abierta por todo lo que sabe y de esto sabe mucho. 

3.Me encuentro en el MOMA con la antropóloga (“más mexicana que el chile”) Gobi Stromberg y mientras esperamos a la crítica e historiadora del arte Carla Stellweg, con quien veremos la muestra temporal dedicada a Robert Rauschemberg pienso en lo afortunada que soy porque ambas forman parte de la historia viva del arte moderno y contemporáneo de ambos países: las dos han ido y venido a sus anchas entre los artistas, los coleccionistas, los galeristas y los escritores del momento y con ellas aprende una “de oídas” (y no de leídas) cómo fue aquello del “macarthismo”, cómo se dan las influencias entre el arte popular y el contemporáneo, cómo nació MoMA PS1 y cómo vivieron algunos que hoy son leyenda, como Ana Mendieta, Carl André, Andy Warhol, Jasper Johns y Keith Haring, entre otros.      

Luego almuerzo con ellas en un restaurancito italiano de la calle 54 y trato de organizar mi agenda con la idea de explorar museos que no conozco, pues la costumbre me hace encaminarme siempre a las grandes producciones de los museos de renombre. “En esta ocasión el Merchant´s House Museum que me recomendó la recién aterrizada de NY en Cuernavaca, Elena Climent, no se me escapa -pienso- y por supuesto iré a ver el mural que pintó para NYU”, mientras las escucho enlistar a las 12 personas que asistirán a una fiesta organizada para celebrar a dos mujeres que gustosas se disponen a entrar al “5o. piso” (léase la década de los 50), como si se tratara de unas quinceañeras. Espero con ilusión que aparezca Magda Bogin, la escritora que organiza los súper seminarios para escritores en Tepoztlán cada año, porque quiero enterarme del programa de septiembre, pero la carga de trabajo le impide acudir a la cita. Sin embargo no deja de estar en contacto por email con nosotras. 

4.Por esa intimidad y cordialidad que se genera entre las morelenses-neoyorquinas, no puedo despedirme de usted, querido lector, sin mencionar a Meg Stromberg, la mamá de Gobi, quien por años publicó sus artículos en “The News”. Ella se encargaba de la página dedicada a Taxco, pero apoyaba a Bert Kopperl, quien hacía la de Cuernavaca. Según me cuenta Gobi, su mamá escribía ‘features’ sobre personajes de las artes y era amiga de John Spencer y con otros amigos periodistas, algunos del “News”, formaron un colectivo llamado “Zapatas Arm”, que enviaba reportajes independientes para las agencias AP y UPI. Meg Stromberg también fue muy amiga de Manuel Aguilar de la Torre, quien escribió conmovedoras cosas sobre ella en “Excélsior” y también frecuentó al recientemente desaparecido caricaturista Eduardo del Río “Rius”.

5.Como verá, querido lector, reúno material para escribir un ensayo sobre las relaciones culturales entre ambas ciudades, relaciones que como bien sabe Carla Stellweg, se dan en un umbral que impide separar la vida del arte. FIN. 


Por: María Helena Noval


lunes, 14 de agosto de 2017

Brillos de la gestión cultural del estado


1. La caricatura no ha sido lo suficientemente valorada como obra de arte en nuestro país, pues escasa-mente se presentan exposiciones de “moneros” en los museos y el Museo de la Caricatura (Donceles 99, Centro Histórico de la CDMX) no se promueve por falta de recursos.

Por si fuera poco, casi no se editan libros que conjunten recopilaciones de los cartoneros que publican en revistas y periódicos (en EUA los del New Yorker son “un must”), lo cual llama la atención, porque como sabemos, somos un país que “sublima” frustraciones, sinsabores, corrupción y cinismo vía la burla, el humor negro y la risa fácil.

Con gran talento para el dibujo tampoco es común que se valore la destreza que el caricaturista manifiesta, pues su labor requiere máxima economía de elementos expresivos y una mirada especial.

2. Con la muestra que presentó en 2015 la Secretaría de Cultura estatal, en el Jardín Borda, se reconoció la obra del recientemente desaparecido Eduardo del Río, “Rius”, artista que abandonó este plano terrenal la semana pasada. El antecedente de la voluntad política que aprecia el valor de la caricatura fue la exposición que se le montó a Abel Quezada en el Museo de la Ciudad de México, hace unos 6 años, cuando la señora Elena Cepeda estaba al frente de la Secretaría de Cultura, en tiempos de Marcelo Ebrard.
“Rius” (nada que ver ni con el poeta y filósofo Luis Rius, ni con su hijo el estupendo crítico de arte del mismo nombre) fue sin duda un artífice de la identidad nacional como lo fueron su mentor y maestro, el mismísimo Abel Quezada y el curador de su exposición en el Borda, Rafael Barajas, “El Fisgón”.

El miércoles pasado el periodista Carlos Félix recordó sus andares por la vida en su columna de El Sol de Cuenavaca, rescatando una entrevista televisiva que le hizo y allí leímos que “Rius” reconocía también como influencia a Gabriel Vargas y a Germán Butze, pero sobre todo, vale la pena mencionar que doña Elena Poniatowska y el súper cronista de México Carlos Monsiváis lo consideraban como uno de los educadores del país. Y es que la caricatura tiene la virtud de sintetizar visualmente un discurso que es comentario público y por lo mismo opinión que trasciende en el tiempo. La caricatura es además crónica y noticia. Freud dice en su libro “El chiste y su relación con el inconsciente” que éste es una condensación en la que se manifiesta el deseo. Por eso los caricaturistas apuñalan, matan, someten y acaban con el político corrupto. Así, en el papel, es como el artista nos defiende de la impunidad.

3. En otros asuntos, quiero recomendarle ampliamente, querido lector y lectora, la exposición de Víctor Fosado (1931-2002) montada en el Museo Morelense de Arte Popular, pues es fiel reflejo de una manera de vivir y de sentir, ya que el artista y promotor cultural derivó su trabajo multidisciplinario de su inclinación por el arte popular, la obra de José Guadalupe Posada, el cine, el diseño y la música.

Visité esta semana la muestra que se verá hasta el mes de octubre en el recinto ubicado en la calle de Hidalgo y quedé gratamente sorprendida por el concepto curatorial del Julien Cuisset y Víctor Fosado III, montada acertadamente por el Arq. José Valtierra y el propio Cuisset, aunque hay que decir que sin el enriquecimiento aportado por el Maestro Enrique Rodríguez, quien dirige el museo local y es el mero mero protector de los artesanos en el estado, no hubiéramos recibido el impacto que recibimos, pues el arte popular y las máscaras de pequeño formato que nos explicó a detalle muestran la influencia de las culturas originarias en el artista, quien además se dedicaba a promover el trabajo de colegas suyos, como Arnaldo Coen -de quien vemos una preciosa banca con respaldo-, en el Café “Las Musas” del que fue propietario en la década de los setenta, en la CDMX.

La muestra viene del Museo Carrillo Gil y aunque se trata de una itinerancia que viene pagada desde allá, resulta meritorio que entre los morelenses se dé a conocer el trabajo de quien, según el crítico de arte Guillermo Santamarina, alguna vez consideraron diletante. Ayer platiqué con mi amiga Eulalia Cuervo sobre Fosado, de quien fue amiga cercana en la época en la que ella dedicaba su tiempo a la danza, la plástica y el teatro con Juan José Gurrola, Juan García Ponce, Alberto Gironella y otros, y entendí por qué ella misma diseña hermosas joyas de plata con manitas.

3. Durante la presentación del libro “Geometrías de la Imaginación. Diseño e Iconografía de Cuauhnáhuac” en el Museo de Arte Indígena Contemporáneo, quedó muy claro que el que sabe, sabe. Me refiero a los Maestros Adalberto Ríos Szalay y Fernando Hidalgo, expertos en cultura del estado y por ende en el arte popular, cuya necedad hizo que cristalizara la mencionada publicación copatrocinada por la secretaría estatal del ramo desde su gabinete de culturas populares. El tache se lo lleva su coordinadora, quien el jueves pasado omitió presentar como se debe a los miembros del presídium y no les hizo llegar su cuota de libros a los autores, quienes donaron por puro amor al arte su trabajo.

4. El auditorio Teopanzolco, que quedó de rechupete y nos brindará la oportunidad de apreciar espectáculos de primerísima, calidad cumple un compromiso del Presidente Peña Nieto gestionado por la entonces diputada Marisela Sánchez Velázquez, quien bajó 200 mdp de recursos federales para tal proyecto. A su labor en pro de la cultura nuestro reconocimiento. El recinto cultural que se terminó con recursos gestionados por el Gobernador Graco Ramírez será sin duda un landmark por el acierto de su diseño y el jugo que le sacaron al espacio en diálogo con el entorno de origen prehispánico. Lo que hace falta es saber si se le dará en concesión a TV Azteca, como se ha venido mencionando en el sector cultural, lo cual privatizaría en gran medida la cultura. FIN.


Por: María Helena Noval


lunes, 7 de agosto de 2017

Homenaje a Marcela del Río Reyes y presentación del libro Geometrías de la Imaginacíon

1.
Si la política es un juego de sombras, el arte ilumina la vida en todas su facetas, desde el orden de lo simbólico, hasta las minucias de la vida cotidiana; sin embargo, es el teatro el ámbito natural para la representación de lo humano y de eso sabe mucho la Dra. Marcela del Río Reyes, distinguida dramaturga a quien la SOGEM (Sociedad General de Escritores de México) le rindió homenaje nacional este pasado jueves, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México. La fiesta fue nada menos que por sus 60 añitos dedicados a la confección de obras de teatro, llamada dramaturgia por los expertos y como usted comprenderá, querido lector, hasta allá fuimos a dar varios “cultos” morelenses que la queremos y admiramos. El evento en el que participó nuestro amigo Alejandro Ordorica (de Chapa) como moderador fue enormemente disfrutable. En el escenario también la acompañaron dos de sus alumnos, Willebaldo López y Jorge Esma Bazán, a quienes la SOGEM también distinguió con la Pluma de Oro, en este caso por sus bodas de plata en la misma actividad. De ello se desprende entonces, que el homenaje para Doña Marcela fue doble. Caso único en este tipo de asuntos.
2.
Como ella es escritora completísima (se presentó a sí misma como un “gato de siete vidas”), mujer de prosapia natural (es sobrina de Don Alfonso Reyes) y se dedica de tiempo completo a ser fina persona, no nos sorprendió lo ameno de su discurso, que incluyó inolvidable anécdota sobre un Narciso Busquets que se tornó personaje creíble después de un berrinchazo y tampoco nos sorprendió la luminosidad de su clásica sonrisa que hace juego con sus ojos verdes; lo que sí nos dejó con la boca abierta fue la lectura de un fragmento de una de sus obras teatrales inspirada en la tragedia de los hermanos Kennedy, me refiero a “El Pulpo” (1971), pues un corifeo asestó la noción de asesinato repetidamente, mientras quien personificaba al político justificaba su actuar público. Y nos impactó porque nos hizo pensar en uno de los valores supremos de la dramaturgia: su vigencia a través del tiempo. ¿O qué no el caso Kennedy, con todos sus intríngulis es aplicable a la historia de la política universal y en México vivimos a diario la traición y muerte de quienes nos gobiernan?
3.
Como dijo Willebaldo López, el teatro no sólo sirve para contar, es un espejo y genera catarsis. Esto significa que nosotros aprehendemos la representación con todo el cuerpo y luego, como por arte de magia terminamos llorando, riéndonos y hasta enamorándonos. Ellos, los actores son nosotros y nosotros somos ellos. Por eso decimos que el teatro es acaso la expresión artística en la que más se aplica el paradigma de la comunicación: el emisor (dramaturgo, director y actor) genera un mensaje (puesta en escena) que recibe respuesta inmediata del receptor que es el público. Y me voy a aventurar a decir, desde mi experiencia personal, que lo que se vive en el teatro no se da ni en el gran cine (de la nefasta “tele-risa” ni hablamos). Termino esta parte de la columna dedicada a Doña Marcela del Río, parafraseando al señor Esma Bazán quien dijo que el arte es la expresión suprema de la voluntad humana. Y es que cuando agradeció “poder darle a la vida lo que la vida nos da” me cayó el veinte de que los obreros de la cultura tenemos un mejor destino que muchos otros que trabajan por la fuerza en algo que detestan. ̶̶̶
4.
En otro orden de ideas, este miércoles a las 10 AM dos de los mayores conocedores del estado, Adalberto Ríos Szalay y Fernando Hidalgo, presentarán en el Museo de Arte Indígena Contemporáneo el libro titulado “Geometrías de la Imaginación. Diseño e Iconografía de Cuauhnáhuac”. Según Hidalgo, experto en culturas populares, la iconografía o decoración de la entidad nace antes que el lenguaje escrito y va de las imágenes de los frisos de las pirámides y las de la arquitectura colonial, hasta las del arte popular. Añade que los leones representados en la catedral se vinculan con los jaguares de la cultura prehispánica y que éstos aparecen hasta en la fuente del Parque Revolución. Dice que en Cuernavaca los animales son una forma de decoración típica; que los florilegios abundan en la herrería y que las representaciones del sol y la luna aparecen en las fachadas de las casas y se masifican en la artesanía popular. Por su parte, Edgar Assad, otro de los autores del volumen hace un espléndido recorrido por Cuernavaca señalando sus esculturas como referentes espaciales y nos lleva de la mano suavemente, hasta que con su especial sentido del humor negro, nos hace reflexionar en que las “X” del Oxxo también forman parte de nuestra cultura visual y nos marcarán para siempre. El libro es de fácil apreciación porque se trata de una vectorización de las imágenes que proceden de fotografías. Lo interesante es que un estado tan chico como este sea tan rico en imágenes y que los tatuadores estén apropiándose de algunas de ellas para reproducirlas en lo que se llama “body art”. Este libro es el segundo que Fernando Hidalgo dedica al tema (“Iconografía de Morelos”, publicado por Culturas Populares de CONACULTA, hoy está agotado). Y ambos son referentes indispensables si se trata de conocer nuestro imaginario colectivo. FIN

Articulo publicado en : https://www.diariodemorelos.com/noticias/vas-ver-homenaje-marcela-del-r%C3%ADo-reyes-y-presentaci%C3%B3n-del-libro-geometr%C3%ADas


Por : María Helena Noval
helenanoval@yahoo.com.mx



 

Numero de visitas: